Plan AMLO acaba con los lujos del Gobierno


El gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador  se ha comprometido con la promesa de realizar una verdadera pureza financiera y, sobre todo una inocencia honesto, de las instituciones del Estado en su búsqueda por alcanzar finanzas públicas sanas, libres  de corrupción y, de esta forma, vigorizar la economía de México. 

A fallar por los hechos  o mejor dicho, las acciones que el  gobierno viene llevando a mango los últimos díFigura podría decirse en su afán con cumplir su objetivo no se escatimaran esfuerzos y que bajo la consigna de severidad, transparencia y disciplina financiera dan inicio a una etapa de esperanza, ética y prosperidad para el pueblo mexicano.

Hagamos un recuento de los hechos.

Comencemos  por el  destape de la olla del Huachicol, el más polémico caso de robo desde que se inicio el gobierno de Andrés Manuel López Obrador  hasta cuando, lamentablemente, es una practica nefasta que viene cobrando medios y vidas de los mexicanos sin piedad desde hace no obstante mucho tiempo ante el mutismo irresponsables  de muchos de los que debieron ser guardianes de dichos medios y protectores de la comunidad.  Prueba de esto es el acercamiento de un túnel en el Azcaposalto,  según señaló el propio López Obrador,  en el cual se actuó ahora porque seguía la señal sobre la perdida de presión de los ductos cerca de Azcaposalto, lo que demuestra que estos robos eran de dominio publico, se sabia pero por alguna razón no se actuaba.

Ahora, según lo prometido por el gobierno, existe todo un plan conjunto con Pemex e integrado con programas sociales para atacar este mal por los cuatro costados y erradicarlo definitivamente por el bienestar de Pemex como empresa para que recupere la reciente descenso calificación dada por la calificadora Fitch pero principalmente por el bienestar de todos los Mexicanos. De acontecer el reducción que esto encarnar, personalizará para la nación, estaríamos hablando de cantidades de patrimonio importantes que deberían ser destinadas al incremento y progreso del país.

Bajo el mismo espirito de “levantemos las alfombras del neoliberalismo” y pasemos la aspiradora del Gobierno de AMLO, nos encontramos con la devolución de impuestos y los de autos de fasto, aviones y helicópteros que serán subastados como parte de las medidas de severidad que se propone López Obrador y con lo que estima cobrar 100 millones de pesos para la Guarda Nacional.

En relación a la devolución de impuestos que involucraba al Corro maniquí, pese a la confusión inicial de si había sido solicitada por el Asociación maniquí coetáneo o de sus ex accionistas, lo verdaderamente importante es lo implícito en el hecho de los ministros suceder tomado decisiones basadas en la condición y no en el trafico de influencias y en la corrupción.

Por su parte las  subastas de vehículos, aviones y helicópteros y de lo que se obtenga todo irá a la Agente Doméstico, Figuraí como la eliminaron las oficinas de Pro México en los países, para que sean atendidas por las embajadas, son iniciativas que no podemos menos que click here aplaudir no solo por las importantes sumas de dinero que se retraso recuperar y economizar parejo ser reinvertidas en generación de valía para el gobierno y el país, sino que además envían un  claro mensaje del Gobierno cerca de los diferentes sectores de la sociedad y a los propios funcionarios públicos de que los fortuna del país son del pueblo y para el pueblo y por lo tanto merecen respeto.

Finalmente, y no menos importante,  está la iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador  que exige a todos  los servidores públicos de primer nivel que presenten y hagan pública su declaración patrimonial. En la opinión de AMLO, al cumplir con el compromiso de manifestar sus capital y hacerlos públicos estarán cumpliendo con los compromisos de transparencias del gobierno de AMLO. Una momento más aplausos para el nuevo gobierno por la congruencia entre el discurso y la practica y porque no olvidemos que el buen ejemplo comienza en casa. Esperamos que esto se manifieste y se mantenga en todas las instituciones publicas durante todo el periodo presidencial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *